Primeros auxilios para calambres: acciones simples y efectivas

Las convulsiones son un fenómeno bastante común, que se puede expresar en varias formas. Esto puede ser sensaciones desagradables en las extremidades y contracciones musculares bastante fuertes en el contexto de una convulsión dolorosa. Los primeros auxilios para los calambres son la información que todos deberían tener. Es especialmente importante recibir un informe si planea una caminata o vacaciones lejos de la civilización.

Causas de convulsiones

Los calambres son contracciones musculares involuntarias, a menudo acompañadas de dolor. En pocas palabras, los músculos de una persona están tensos y, por alguna razón, no pueden relajarse. Esta condición puede ser causada por varios factores:

  • Fuertes cambios de temperatura. Si, por ejemplo, el pie se baja bruscamente en agua muy fría, entonces los vasos se estrecharán y es posible que se produzcan convulsiones. Muchos están familiarizados con esta sensación, que ocurre muy a menudo al nadar en estanques;
  • Exceso de trabajo muscular. Si la cantidad de esfuerzo físico es demasiado grande y el cuerpo no tiene tiempo para enfrentarlo, los espasmos musculares en forma de convulsiones pueden convertirse en una respuesta;
  • Un fuerte aumento de peso y, en consecuencia, una carga en las piernas también causa molestias. A menudo esto ocurre durante el embarazo;
  • Deshidratación Si la cantidad necesaria de agua no ingresa al cuerpo, pueden ocurrir trastornos circulatorios, que a menudo causan convulsiones;
  • Falta de calcio y magnesio en el cuerpo. Esto se debe a que sus partículas están directamente involucradas en el proceso de relajación muscular;
  • Algunos tipos de enfermedades. La diabetes mellitus o las venas varicosas causan insuficiencia vascular, que a menudo se caracteriza por la aparición de dolor.

En los niños, la naturaleza de las convulsiones es ligeramente diferente. Dado que la sobrecarga física o un aumento brusco de peso no es típico para ellos, la causa más común es su alta temperatura corporal. Este tipo se llama convulsiones febriles.

Patogenia del síndrome convulsivo: los primeros auxilios para las convulsiones son necesarios independientemente de la causa de su aparición.

Algoritmo general de primeros auxilios para calambres musculares

En la gran mayoría de los casos, con un calambre, une las piernas, los dedos y los pies. Los primeros auxilios para las convulsiones ocurren de la siguiente manera:

  • Ayude a la víctima a sentarse o acostarse. Esto ayudará a reducir la presión sobre los músculos y les permitirá relajarse más rápido. No vale la pena mantener a una persona en una posición estricta;
  • Alivia la tensión muscular. Para hacer esto, puede pedirle a la víctima que tire del calcetín hacia sí mismo. Si le causa dificultades, puedes ayudarlo. Un método muy común es un pinchazo de aguja, que provoca un torrente de sangre en la extremidad. Las personas que a menudo encuentran este problema por la noche, colocan un trapo húmedo cerca de la cama, pisando sobre el cual pueden deshacerse de la sensación de restricción desagradable;
  • Masaje Es necesario para calmar los músculos y restaurar su tono necesario. Debe comenzar con movimientos ligeros y aumentar gradualmente su intensidad.

Incluso si la condición de la víctima se recuperó rápidamente y el dolor desapareció de inmediato, no descuide el masaje muscular. Es necesario para restaurar la circulación sanguínea normal.

El masaje con calambres alivia los músculos y restaura el tono necesario.

Con los espasmos convulsivos en niños que surgen en un contexto de temperatura muy alta, se debe llamar a un equipo de ambulancia de inmediato. Y antes de su llegada, acueste al niño sobre una superficie plana, gire la cabeza hacia un lado y libérelo de la ropa ajustada. Si es necesario, dele medicamentos antipiréticos, y si la situación se vuelve crítica, es necesario hacer una respiración artificial por vía oral.

Primeros auxilios para calambres en el agua.

Durante la temporada de natación, la posibilidad de convulsiones aumenta dramáticamente. Esto se debe al hecho de que en la columna de agua la temperatura puede diferir considerablemente de la temperatura de la superficie. Los primeros auxilios en este caso también consisten en estimular un torrente de sangre a la pierna. Un objeto afilado es lo mejor para esto. No es suficiente pinchar una extremidad reducida con ella. Si dicho objeto no estaba a la mano, puede presionar fuertemente con el pulgar sobre el punto más doloroso o tirar del calcetín hacia usted con fuerza.

Si el problema ocurrió a una profundidad, entonces es mejor nadar a la orilla en su espalda. Entonces será más seguro.

Por lo tanto, cuando vaya a nadar en un estanque, debe tener un alfiler regular. Se permitirá proporcionar primeros auxilios para los calambres en las piernas, si no hay personas cerca. Se puede unir a un traje de baño, bañador o diadema para no perder. Un pequeño calentamiento, además de frotar las extremidades antes de nadar, reducirá el riesgo de convulsiones.

Asistencia médica para calambres

Si no ocurren convulsiones debido a la presencia de enfermedades, entonces no requieren tratamiento médico serio. Como máximo, se puede recetar un complejo vitamínico si la causa es la falta de calcio en el cuerpo.

Otra cosa, si la causa de la reducción muscular es una violación grave en el cuerpo:

  • ataque epiléptico En este caso, se inyecta a la víctima una solución de sulfato de magnesio o furosemida;
  • fiebre alta / fiebre El paciente recibe medicamentos antipiréticos;
  • larga respiración contenida. Al paciente se le pueden ofrecer sedantes.

En cada uno de estos casos, se puede usar un medicamento anticonvulsivo adicional, Diazepam.

Métodos populares

Los remedios caseros juegan un papel positivo en el tratamiento de las convulsiones.

Los métodos de medicina alternativa también se usan a menudo en el tratamiento de las convulsiones. Entre ellos están:

  • Decocción de hierbas. Puedes cocinarlo con caléndula, ruibarbo, trébol, adonis, manzanilla, tatarnik, tomillo. Para hacer esto, una cucharada de hierbas secas picadas se vierte con un vaso de agua hirviendo y se insiste en un lugar cálido y oscuro durante dos horas. En el caldo resultante, se humedece un trozo de gasa y se aplica como una loción a una parte enferma del cuerpo;
  • Semillas de ajenjo. Las semillas trituradas se vierten con aceite vegetal, preferiblemente de oliva. Después de infundir el remedio durante al menos 8 horas, está listo para usar. Tome una mezcla de 2 gotas al día;
  • Las raíces del ajenjo. Se hierve una pequeña cantidad de raíces en un baño de agua con medio litro de agua durante 10 minutos. Puede tomar el medicamento 3 veces al día por 40 gramos;
  • Tintura de alcohol en tansy o tomillo. Se vierte hierba seca en una cantidad de 100 g con 1 litro de vodka. Insista en la mezcla curativa durante una semana en un lugar oscuro y fresco. Después de un tiempo, la tintura terminada se frota en los músculos de las piernas y los pies;
  • Cariño Se cree que tomar 1 cucharada de miel al día puede reducir el riesgo de convulsiones;
  • Una receta inusual sugiere mezclar leche, miel y hojas secas de amapola trituradas. Tal decocción se puede tomar dentro de los 7 días.

Todos estos remedios naturales tienen propiedades anticonvulsivas y sedantes. Y aunque los métodos populares no tienen efectividad médica comprobada, a menudo juegan un papel positivo en la solución del problema.

Prevención

Solo un médico calificado ayudará a resolver el problema de las convulsiones frecuentes. Podrá determinar la causa exacta y prescribir el tratamiento necesario.

Las acciones preventivas generales que no están relacionadas con enfermedades específicas son las siguientes:

  • Evaluación adecuada de la actividad física. No se recomienda aumentar bruscamente el número de pesas elevadas, distancias para correr y otras cosas. Todo esto debe hacerse gradualmente. Además, es importante usar calzado deportivo cómodo durante el ejercicio, ya que los zapatos incómodos solo aumentarán la carga sobre los músculos;
  • Mantener el equilibrio hídrico en el cuerpo. La cantidad de líquido consumida diariamente debe ser de al menos 2 litros para un adulto. Además, esta cantidad debe incluir agua potable, y no bebidas dulces, tés, jugos. El consumo de bebidas gaseosas debe ser minimizado;
  • Recepción de complejos vitamínicos y alimentación saludable: verduras frescas, frutas, leche agria, nueces. Se debe prestar especial atención a la ingesta de calcio;
  • Cumplimiento de azúcar en sangre. Si se detectan signos de diabetes, debe consultar inmediatamente a un médico. Si tiene una enfermedad, debe seguir la dieta prescrita;
  • Masajes Los masajes periódicos de las extremidades, así como una ducha tibia, reducirán el riesgo de convulsiones. Al mismo tiempo, es necesario masajear no solo los músculos de la pantorrilla, sino también los pies;
  • Evitar cambios bruscos de temperatura. En el caso de nadar en la naturaleza, es necesario no correr hacia el agua, sino entrar gradualmente para que el cuerpo pueda adaptarse.

Tales métodos simples de prevención le permitirán olvidarse de las sensaciones desagradables en las extremidades durante mucho tiempo. Pero si el calambre todavía te hizo caer, ahora sabes qué hacer.

Mira el video: Cómo actuar en caso de calambres? - Servicio de playas (Abril 2020).